lunes, 22 de abril de 2013

Hoy compartimos... Algo que creí perdido

"Hoy compartimos es un grupo de bloggers que nos juntamos todos los meses para postear un tema en común y desarrollarlo desde la perspectiva de cada uno de nuestros blogs"

 


Pues aprovechando el tema del mes, hoy vengo a contaros y a confesaros una manía que tengo y sinceramente, creía que había perdido: “hacer cachitos”. 

Cuando era pequeña mi madre me regañaba con frecuencia por esto, hacia cachitos de todo: de los papeles, de las revistas, de los trajes de las muñecas de mi hermana, hacia cachitos de ladrillos que andaban por casa, incluso una vez, hice cachitos con el pelo de mi amigo Iván…

via


Me comía una naranja y hacia cachitos la cascara, cogía una hoja de un cuaderno y la iba doblando y haciendo cachitos con las manos. Así que mi madre procuraba no dejarme ninguna tijera o utensilio de corte a la vista… pero claro, una tiene manos, martillos para partir azulejos y ladrillos, piedras para golpear terrones o dientes para cortarme y hacerme cachitos la uñas.

La verdad, me sentía incomprendida… con lo útil que es hacer cachitos!! Hasta que me viene a mi actual casa, he vivido en una casa de campo (la casa de mis padres) así que allí podía hacer cachitos de casi todo… Por ejemplo: tú tienes 6 años y montas una tienda ¿Cómo haces la comida para venderla? Pues con cachitos!: Los filetes son ladrillos partidos longitudinalmente, la carne son terrones que yo te vendo al peso…, que quieres “cuarto kilo” pues te lo parto con otra piedra. Si lo que quieres es verdura para sopa, te puedo poner un cucurucho de papel lleno de hojas hechas cachitos. Y luego, te lo envuelvo en papel de periódico cortado a la medida, para que te lo lleves. 


Via
 Ah… los vestidos de las muñecas de mi hermana era otra cosa: pura maldad. Pero lo del pelo de Iván era de imperiosa necesidad… si montas una peluquería habrá que cortar el pelo no?? Además el flequillo le molestaba según me dijo, con lo cual creo que estaba justificado.

Mi madre se consolaba pensando “está en la edad”, pero no… la cosa no fue a mejor, ni a peor. Así que hoy en día sigo haciendo cachitos, no lo puedo evitar.
La verdad, hubo un paréntesis de unos años. Seguía haciendo cachitos pero de cosas sin importancia. Un verano, en una de esos arrechuchos creativos que me entran de vez en cuando, me dio un “brote tijeril”.

Estaba de exámenes en la universidad, siempre me pasaba: era entrar en época y me daba una angustia relacionada con querer hacer mil cosas y no poder, solo tener tiempo para estudiar… hacia que viniesen a mi cabeza un montón de ideas: “podría hacer esto, lo otro, si tuviera tiempo, cuando termine los exámenes…” así que siempre me venía la época creativa en plenos exámenes, yo creo que todo relacionado con las ganas de escapar de la situación… pero me venía. A veces, tannnn fuerte, que terminaba los exámenes y  corría como una loca a hacer y hacer todo lo que se me había ocurrido, como un toro desbocado.
Pues en una de esas ocasiones, como ya digo, me entro un “brote tijeril” y me dio por cortar. En realidad, el brote fui “martilleril”. Reuní los azulejos, restos de obras que mi padre tenía en casa, y hale! A machacar!  Y así es como creé mi primer mosaico de azulejos.

Mi primer mosaico con el marco de forja que le hizo mi padre




¿Por qué un bodegón? Por dos razones: la primera, la intención era que decorase la pared de la barbacoa, y la segunda y la que tuvo más fuerza: los azulejos con lo que contaban eran en tonos marrones y oscuros…

Creo que el resultado fue bueno. Nada más verlo, mi hermana me pidió uno para su casa, otro bodegón. Y después, como ya le había cogido el gusto… hice otro para mi cuñada más pequeñito. 

El bodegón que le hice a mi hermana (1,00x0,60m aproxim.)



El mosaico de mi cuñada

 Hasta que ya me lancé y… ¿por qué no hacer toda una pared así? Pues venga! Voy a hacer un mosaico que cubra toda la pared de mi cuarto de baño!!

Ay… yo creía que no iba a terminar nunca!!! Lo hice a ratos, después de salir del trabajo, los fines de semana (algunos), en pleno mes de diciembre en una casa en obras, sin ventanas (que frio pasé) subida a una escalera o en el suelo, con un pequeño radiador de aire, que no servía de nada, porque el calor según salía del aparato se iba… si, se que parece que exagero… pero no. Tanto es así que cuando iba por la mitad pensé en no terminarlo. Pero solo fue un minuto, porque en cuanto se me ocurrió plantearlo, mi familia se me lanzó al cuello como una panda de buitres, cosa que ahora agradezco, porque lo terminé!








Mis ganas de mosaicos pasaron… la verdad, pensaba que las había perdido, pero estos días en los que aparece el sol y el buen tiempo invita a hacer tantas cosas (yo me activo con el calor) me ha entrado un “brote tijeril” y estoy pensando seriamente en liarme a martillazos!! con los azulejos se entiende ;).


Algunos amigos, al verlo, me han propuesto hacerlo en su casa, cosa que no descarto…


Por otro lado, esta manía no acaba aquí, ni con los azulejos… pero eso ya os lo contaré en otros post ;)


Por supuesto, si tienes una pared o un cuadro donde “descargarme” será bienvenido! Porque mis ganas de mosaicos han vuelto y eso que… creía que era algo que había perdido!.


Gracias por leerme!

Y si quieres ver lo que mis compañeros de Hoy compartimos... creian perdido, aquí os dejo el listado de participantes:

  1. Amor por la decoración.
  2. Aprendiendo a ser madre
  3. Decoestilo
  4. El Peku
  5. Hampton Shabby Chic
  6. Historias y pinturas
  7. I want it i need it
  8. La Chacha dot.com
  9. Lo veo y me gusta
  10. Nika Vintage
  11. Manualizando
  12. Mi casa por el tejado
  13. Mis soluciones-Pángala
  14. Ruth simple life
  15. Mi pequeño gran mundo
  16. Tazas y cuentos
  17. Truecarte
  18. Your planter
  19. El horno de mami
  20. Mamy a la obra
  21. Mums and kids madrid
  22. El perro de papel
  23. Menos es más

  

32 comentarios:

  1. Ha sido una mania provechosa, hacer mosaicos preciosos!!
    Menudo mural!!
    Creo que es una costumbre muy relajante!!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Verónica! no hay nada como darle la vuelta a las cosas y hacer de las manias, virtudes.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Ayyyyy. Que recuerdos me trae el mosaico del baño. De las primeras veces q fui a conocer tu casa. Preciosos!!!!!
    Ali

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ali!, si, tu fuíste de las primeras en verlo!!

      Un beso y gracias por comentar :)

      Eliminar
  3. Pues menos mal que nos has pérdido esa costumbre obsesiva jejeje porque hay que ver que maravilla has hecho en tu cuarto de baño, no me extraña que tus amistades te pidan que hagas lomismo en sus casas!! Que lástima no tener yo una amiga tan apañada como tú jejejeje

    Besos.

    PD: lo de cortar a cachos el pelo de tu amigo me ha llegado al alma jajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaaj... Pues Ivan se quedó contento con el corte... su madre ya no tanto...jajaja
      Un beso Lorena.

      Eliminar
  4. Wow, que trabajito!!! Menos mal que no has perdido la mania!!!

    Besitos (y me voy antes que me cortes el pelo!!! Que no me gusta como me queda el flequillo!!!) jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, las manias a veces son provechosas y si no hay que intentar que lo sean.

      Un beso.

      Eliminar
  5. ¡¡¡Qué pasada!!! he quedado alucinada, impresionante. Mira que te iba leyendo y en todo momento sintiéndome identificada, si te digo que una de mis fijaciones, hoy día porque de niña no me lo podía permitir, son las tijeras e instrumentos de corte varios... Pero cuando he visto tus mosaicos ya no he visto tanta identidad,y el caso es que yo también los he hecho, pero vamos, ni por casualidad alcanzo esto, de verdad que son una maravilla, mi más sincera enhorabuena.
    Si quieres venir a ver mi post... pincha en la mosca de "home" porque el enlace tiene un error. Un besete y enhorabuena de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pángala! espero ver los tuyos que seguro son preciosos. Ahora mismo me paso por tu blog a ver que es lo que creías perdido ;)
      Un beso.

      Eliminar
  6. toda una artista sí señor! está precioso, y paciencia tienes un rato. Yo también me ponía como tú en epoca de exámenes, parece que la mente se abría y se me ocurrían un montón de ideas !
    Lo de las tijera, me he reido un rato sobre todo con el pelo de tu amigo.jjjeee jeeee.
    Felicidades por tu trabajo tan bonito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, no hay nada como una situación de estres para que venga la creatividad.
      Un beso Lola.

      Eliminar
  7. Que bonitos!! a mi me ncantaba hacer recortables y collages de pequeña, y es algo que también creo que he perdido.. y espero recuperar.
    espectacular el mosaico del baño... si gaudí levantara la cabeza, le encantaría!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los collage y recortables son otros de mis vicios, en definitiva cualquier cosas que se pueda transformar.
      Muchas gracias Rosa!

      Eliminar
  8. Increible trabajo, bendita manía de los cachitos, jeje...yo también corto la cáscara de naranja en trocitos, ya no soy un bicho raro.
    Genial post, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mola... a que si? en la sobremesa hacer cuadraditos de cascara de naranja...jajaj
      Un beso.

      Eliminar
  9. Que bonitos esos mosaicos.. vaya paciencia que hay que tener, no? te quedan geniales!
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues más que paciencia, hay que tener ganas...jejejeje
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  10. Bueno, de los cachitos a estos trabajos tan lindos... felicitaciones!
    Besos, Silvina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvina! Los cachitos dan mucho de si...
      Un beso.

      Eliminar
  11. Cada día me sorprendes más. Este arte que te tenías guardado????? Me ha encantado, tanto el post como el trabajo que haces, es una pasada!! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea! muchas gracias! que me lo digas tú, con lo creativa que eres... es un honor.
      Un besote y gracias por comentar.

      Eliminar
  12. Pero qué pedazo de artista!!!! un besazo y enhorabuena!!!
    Flor

    ResponderEliminar
  13. Jajajajaja, me ha divertido muchísimo tu historia. Quién iba a decirnos que los cachitos dieran tanto de sí? Muy chulos tus bodegones y mucha creatividad desde pequeña :D

    ResponderEliminar
  14. Eres una artista, que bellos mosaicos...Yo tambien tengo mania de hacer trozitos con el pan cuando como...Es curioso porque lo hago sin darme cuenta. Pero no creo que vaya a ahcer un mosaico con ellos!!Jejeje.Saludos

    ResponderEliminar
  15. jajajjajaja, qué divertido!! La verdad, que además de desarrollar la parte creativa, descargas malas energías rompiéndolo todo, así es que esto debe ser una terapia tremebunda!!

    Un post muy chulo!!

    Un besazo y gracias por compartir!!

    Laura

    ResponderEliminar
  16. Me han encantado tus mosaicos!!!!!!!!Son preciosos , muy muy bonitos.Mi hijo número 4 , está ahora en la edad de lso" cachitos " , así que dentro de poco, también tendré pared de mosaico...........Un beso.ANA

    ResponderEliminar
  17. Mi hija tiene esa misma manía lo corta todo, orejas de winnie incluidas ¿crees que será tan artista como tu?
    UNA AUTENTICA PASADA, has encontrado tu otro hobby
    Besos
    Susana

    ResponderEliminar
  18. Pues son una pasada, con un huevo de curro, pero geniales!!!

    ResponderEliminar
  19. Una entrada auténticamente entrañable... No sé si disfrutas ma´s componiendo los cuadros o rompiendo los mosaicos! Un beso, me ha gustado conocerte.

    ResponderEliminar
  20. Acabo de encontrar tu blog y me ha encantado, asi que para no perderme nada te sigo desde ya!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito
    Un Saludo
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola! Tengo un regalito para tí en: http://bmusikgarten.blogspot.com.es/2013/05/one-lovely-blog-award-entrevista-y-11.html

    Enhorabuena!!

    ResponderEliminar

Participa en este blog y deja tu comentario!, gracias.